diumenge, 14 d’abril de 2013

Mousse bicolor de papaya y mango

Hace días que queria hacer algo con papaya y mango que - además del maracuyá - son sabores que me retrotraen mucho de mi país de origen. Había comprado unos muy maduritos para aprovechar su dulzor y para que apenas fuera necesario añadir edulcorante en la mousse.

Inicialmente había pensado hacer una mousse conjunta, pero luego vi una receta bicolor (bueno de hecho tricolor ya os explicaré, pero he anulado una de las capas)... y pensé pues más divertido todavía. Es conveniente hacerlo de un dia para otro.

Además aconsejo ponerlo en boles o vasos transparentes para que se aprecie bien la diferencia de colores, que el visual también es parte de los platos.

Ingredientes: (para unos 4 vasitos o boles pequeños)

- 1/2 papaya de las grandes (si es pequeña, cogedla entera entonces)
- 1/2 mango
- 200ml de nata (35% m.g.)
- edulcorante líquido del tipo sacarina (equivalente a dos cucharadas de te)
- 1 sobre de gelatina en polvo (si lo que teneis son hojas, pues 6)
- OPCIONAL: yo les hice unos ornamentos de caramelo para decorar pero no es para nada necesario. Si los queréis hacer, pues necesitáis aproximadamente media taza de azúcar

¿Cómo se hace?
1. Empezar por la capa de papaya, que sugiero que sea la de abajo: quitar las semillas y la parte interior fibrosa de la papaya, y triturar bien la pulpa. Reservar
2. Montar 100ml de nata con una cucharada de te de edulcorante líquido (yo lo suelo añadir cuando ya se ha montado)
3. Gelatina: si estáis usando en polvo, coged medio paquetito, la poneis en un bol pequeño con un par de cucharadas soperas de agua, y calentar (ojo, no demasiado, para mi 30 segundos a potencia media en el microondas fue suficiente para disolverla). Si estáis usando las hojas dejarlas en remojo un ratito y luego disolverlas también en poquita agua, calentando - igual que en polvo.
4. Añadir la pulpa de papaya a la nata y también la gelatina disuelta. Rellenar aproximadamente la mitad de vuestros boles. Llevarlo a la nevera, si es posible, un par o tres de horas sin moverles ni quitarles de ahi. Esto servirá para que esta capa vaya solidificando. Veréis que queda con un delicado color rosado, mezcla del naranja fuerte de la papaya con el blanco de la nata.
5. Luego hacer la capa de mango, exactamente igual los pasos de 1 a 4 pero  con la diferencia que aqui usáis la pulpa de mango triturada. Veréis que queda amarillo suave, mezcla del amarillo fuerte del mango con la nata.
6. Depositar la capa de mango encima de la capa de papaya que ya tenéis, y llevar otra vez a la nevera. Tendréis unos mousse bicolores muy bonitos, aunque el color es suavecito.

Os cuento que la receta que vi añadia una tercera capa, blanca, de yogur griego que he obviado, pero quedaría también muy bonito y "ombré", precioso.
Yo preferí adornarlo con unos arabescos de caramelo, pero si ponéis el yogur no lo aconsejaría, dado que no tiene consistencia para que los arabescos se aguanten (mientras la mousse sí).

Para hacer los arabescos de caramelo: poner el azúcar a fundir en un cazo, y cuando esté líquido, con una cucharita dejarlo escurrir y hacer arabescos y dibujos sobre un papel vegetal. Cuando seque lo podréis despegar sin problemas. Os comento que aunque queda bonito, es mejor limpiar mientras está caliente, bueno... no mejor: indispensable. Yo no lo hice y me costó un rato quitar el caramelo solidificado, así que no cometáis el mismo error ;)

No creo que en la foto se aprecie todo lo bonito que quedó, porque no pensé que estaba haciendo la foto sobre un fondo rojo y eso desluciría el color. Pero bueno ahi la dejo, que es la que tengo! :D
Hacia la mitad del vaso, pasa de amarillo a rosita.


Teniendo la nata, no podría llamarla de light, pero bueno, está hecha de frutas y con edulcorante, con lo que reducimos también las calorías asociadas. Podéis quitar el caramelo y poner un yogur griego natural, seguro que os queda fantástico...
Ya me contaréis!

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada