dimecres, 17 d’abril de 2013

Croquetas frías de sardina

Esa receta la vi por casualidad en la página de canal cocina, y en un primer momento pensé que era una receta caliente. Al seguir leyendo y ver que era una receta fría y relativamente sencilla, me gustó aún más. No suelo hacer demasiada cosas con sardina, por no tener mucho repertorio creativo, pero ésta receta la verdad es que está muy bien.

En épocas de tiempo cálido apetecen las comidas frías, al contrario del invierno, donde echamos de menos comida caliente y reconfortante. Pero veréis que es facil, sencilla, rápida y muy adecuada para esta época, no necesita horno, ni freidora, ni plancha ni nada.

Es más bien un entrante, aunque  yo lo combiné con una ensalada y eso fue la cena, porque somos más bien de comer ligerito. Modifiqué un pelín alguna cosa por no tener exactamente todos los ingredientes que llevaba, así que os pondré la que finalmente hice yo y sé que funciona bien.

Ingredientes: (os dará unas 10 croquetas de tamaño de una albóndiga)

- 2 latas de sardina en aceite, escurridas
- 3 huevos (una vez cocidos solo aprovecharéis las yemas; las claras cocidas las guardaréis para otra receta)
- 3 rebanadas de pan de molde
- 6 cucharadas soperas de leche
- 1 cucharadita de pimentón dulce
- 1/2 cucharadita de sal, aproximadamente (según el gusto de cada uno, será un poco más o un poco menos)
- zumo de 1/2 limón
- 30 g de queso de untar (yo puse light, pero también os sirve del normal claro)
- 6 tostadas de pan integral (del tipo silueta, de las grandecitas; a efectos también sirven rebanadas de pan del dia anterior, que las tostaréis en la tostadora)
- perejil y cebollino para decorar

¿Cómo se hace?
1. Poner a cocer los huevos en agua. Al levantar el hervor, dejar cocer durante 10 minutos y luego enfriarlos bajo el agua. Pelarlos y separar las claras de las yemas (usaréis sólo estas últimas)
2. Poner las rebanadas de pan de molde en remojo con la leche unos minutos
3. Triturar, en el robot de cocina, las sardinas, el pan de molde remojado, la cuharadita de pimentón, la sal, las 3 yemas y el zumo de medio limón.
4. Añadir los 30g de queso de untar, mezclando bien todo para hacer una masa homogénea. Dejar reposar esta masa durante 30-60 minutos en la nevera
5. Mientras tanto, triturar las tostadas (o el pan del dia anterior que habréis tostado) hasta que queden con un granulado grande, mayor que el pan rallado
6. Retirar la mezcla del punto 4 de la nevera y hacer con ella bolitas del tamaño de una albóndiga, que luego pasaréis por la tostada triturada para que se cubran bien.

Y listo!! ponerlo en una fuente bonita y servirlo con un poco de perejil y cebollino, y veréis que rico y rapidito!
Os dejo una foto de como me quedó para animaros:

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada