dissabte, 26 de novembre de 2011

Pollo al estilo de otoño


Aunque en ese blog básicamente lo que más hay y se me da mejor es la repostería, también hago mis pinitos en la cocina de lo salado, siempre en la mezcla, la fusión y la creación.
Esa receta está basada en una que hacíamos mucho en Brasil, pero adaptada a sabores más otoñales. Está muy bien si hay que hacer una cena de esas donde la gente no se sienta en la mesa, donde tenéis que servir cosas fáciles de comer y que no haya que cortarlas. Es práctica porque el pollo ya está deshilado, el sabor le queda muy agradable y agradará a todos los gustos.

Ingredientes para 4 personas:

-500g de pechuga de pollo
-5 patatas de tamaño mediano
-Media bolsa de nueces sin cáscara
-1 cebolla
-2 dientes de ajo
-200ml de caldo de pollo
-1/4 de bote de tomate triturado
-Clavo y comino molidos, sal y pimienta
-2-3 tostadas integrales trituradas

Preparación:

1.Cocer el pollo en agua con sal hasta que esté bien cocido. A mi me tardó unos 35 minutos. Reservar el agua de cocción y dejar enfriar el pollo.
2.Una vez que el pollo esté frío (ésta es la parte más laboriosa de la receta), hay que deshilarlo cuidadosamente en el sentido de las fibras de la carne, dejándolo en hilos muy finos.
3.Picar la cebolla y el ajo y poner a freír en una cacerola grande con abundante aceite.
4.Luego, añadir el pollo deshilado y unos 100g de salsa de tomate. Añadir además las nueces, el agua de cocción del pollo, remover bien y bajar el fuego para que vaya haciéndose. Sazonar con clavo y comino molido. Moderación con el clavo para que no domine el sabor del plato. Salpimentar a gusto. Luego según el plato vaya evolucionando con evaporación de líquido, se añade más caldo de pollo, yo puse todos los 200ml.
5.Mientras tanto, pelar y cortar las patatas. Yo las corté en rodajas pero igual se encajan mejor en el plato si las hacéis ‘mal cortadas’, irregulares. Esas patatas se pasaran ligeramente sobre las tostadas integrales trituradas antes de freir. Una opción es antes pasarla por huevo batido, y entonces se lograrán unas patatas casi crocantes después de fritas.
6. Estas patatas luego, al final de la cocción del plato (otros 30 minutos), se añaden y se remueve todo para que se integre. Las tostaditas integrales trituradas que hayan sobrado se pueden incorporar al plato y funcionaran como una ‘picada’ que le da un especial toque.


Hice una pequeña foto de una porción para una persona que aderecé con unas hojitas de menta fresca. Fenomenal :-)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada