divendres, 11 de novembre de 2011

Falafel con salsa de yogur y salsa tahine

Además de que me gusta la inventiva, inovación y fusión gastronómica, me gusta muchisimo la cocina especiada, perfumada y a veces fuerte, como las recetas árabes, o la cocina hindu.
Literalmente from [wikipedia], El faláfel o falafel (árabe: فلافل falāfil; hebreo: פלאפל faláfel) es una croqueta de garbanzos o habas cuyo origen se remonta a los tiempos de la Biblia y se originó en algún lugar del subcontinente indio. Actualmente se come en India, Pakistán y Oriente Medio. Tradicionalmente se sirve con salsa de yogur o de tahina, así como en sándwich, en pan de pita o como entrada.

Dicho esto, pues claro: esa receta necesita empezar el dia previo, por lo que, por lo menos en su forma original, no es posible sacarla de la manga para salir de un apuro, o decidir por la noche que esa misma noche la queréis hacer. Así que planificadla con antelación y os juro que vale la pena.

Ingredientes para el falafel:

- 500g garbanzos (la legumbre seca, NO en conserva)
- 1 cebolla
- 1 diente de ajo

- comino, cilantro, perejil, sal, pimienta (yo usé tambien massale que me encanta)
- aceite
- harina y sésamo para rebozar (para una versión sin gluten, usar harina de garbanzo)

¿Cómo se hace?
La verdad no es muy complicado pero tiene truquillos.
Se dejan los garbanzos en remojo desde la noche anterior. Vigilad que haya suficiente agua como para que no se queden sin ella en ningún momento. Al día siguiente se escurren y se pasan por la batidora, si es necesario se les puede añadir un poco de agua para triturarlos mejor (como una tacita pequeña). Como habrán estado en remojo, no es dificil. He vuelto a editar este post, porque después de algunas pruebas, he visto que vale la pena triturar muy muy muy bien los garbanzos. He tenido muchos menos problemas para manipular la masa. Os va a quedar no tan fino como un puré pero sí algo compacto, que se puede manipular bien.

Una vez hecho esto, se pasan los garbanzos a un bol y se le añade la cebolla, el ajo, el perejil y el cilantro bien picados (opcionalmente, se pueden pasar por la batidora junto a los garbanzos). Se agrega el comino, la sal y la pimienta. A mi me gusta todo muy especiado así que suelo ser generosa. Esta masa se deja reposar en el frigorífico una media hora.

Se hacen unas bolitas y se aplastan un poco. Se pasan por el sésamo y la harina y se fríen en abundante aceite.

Cuando estén doradas se ponen en un plato con papel de cocina para que absorba el exceso. Cuidado, como el aceite está caliente, se doran rapidito. Y listas, se pueden comer tanto calientes como frías.

Ingredientes y ejecución para la salsa de yogur y salsa tahine
La verdad esas salsas las hago muy a mi manera, igual a alguien le parece un sacrilegio gastronómico, pero son sencillas de hacer, quedan buenas y acompañan muy bien a los falafel. 
A) Salsa de yogur: 1 yogur griego, sal marina, perejil, orégano, tomillo, cilantro, pimienta (yo usé una pimienta que tengo en grano con flores del bosque, se muele en el momento). Se mezcla todo y está listo para servir
B) Salsa tahine: yo parto de la pasta tahine, y la disuelvo cuidadosamente en un poco de agua y zumo de limón. La cantidad pues dependerá de la cantidad de pasta inicial (yo empezaría con una cucharadita de café). Cuesta mucho disolverla: paciencia. Sazonar a gusto.

Debería resultar algo así


Ahi podeis apreciar los falafel, la salsa tahine a la izquierda y la salsa de yogur con hierbas a la derecha. De verdad que está delicioso, por lo menos a mi me gusta y a la gente que lo ha probado, les ha gustado. :-)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada