dissabte, 5 de novembre de 2011

Churros 'sugar free'

Hacía mucho que quería hacer churros por mi propia mano, lo que horroriza a mucha gente por la facilidad que hay de conseguirlos en la churreria, o comprarlos congelados, por lo que solo queda freír.
Pero ¿y el gusto de hacerlos por tus propias manos? Y modificar la receta a tu medida? Eso es fantástico.
Así que como hoy no tocaba hacer pan (había sobrado mucho de la tanda anterior) y lo de estar parada ya sabéis que no se me da bien, pues me he puesto con los churros. Estuve buscando algunas recetas, y finalmente he adaptado una a mis gustos y necesidades, a ver qué os parece.


Ingredientes:
- Agua ~280-300ml (al final he ido echando, la receta original traía 260ml y me pareció poco)
- Harina 250 g (con ésta receta he hecho algo que no me gusta, que es mezclar harina 'todoterreno' con harina de reposteria: pero se me acabaron sobre la marcha las cosas y al final hice mitad y mitad, pero recomiendo usar solo la de reposteria)
- Sal 2g
- Edulcorante en polvo 2g
- Aceite de girasol para freír
- Edulcorante en polvo para espolvorear y decorar

¿Cómo se hace?
Poner el agua a hervir, con la sal y el edulcorante. Cuando está hirviendo, sacarla del fuego y añadir la harina de una vez. Sí, se va a formar una masa algo dificil de trabajar, que cuesta manipular. Dado que estará muy caliente, aconsejo usar una espátula de madera o de silicona, para removerla. Una vez está todo bien incorporado y sin demora, trabajar la masa. Os aseguro que fría es casi imposible trabajarla, por lo que hay que darse un pelín de prisa.

Para formar los churros he dado muchas vueltas, intentando usar una manga pastelera que tenia para sacarlos estrelladitos como los de churreria, y ha sido un error.  Con la manga pastelera no se puede trabajar una masa tan espesa. Así que mi consejo es, o bien hacerlo con una manga churrera (sé que existen pero yo no tengo), o bien a mano como hice yo. Trabajar pequeñas porciones de masa dandoles forma de cilindro.

Para freir:
Mientras tanto, poner el aceite de girasol a calentar. Aqui algo muy importante: ese aceite de girasol es mejor que sea nuevo, sin reciclar de otros fritos (pescado, etc) sino los churros pueden coger gustos marcianos.
La temperatura del aceite es un punto crucial aqui: si está muy caliente, va a quemar el churro por fuera y dejarle demasiado crudo por dentro, y además los aceites cuando se calientan demasiado producen acroleínas y eso no es bueno. Si no está suficientemente caliente, el churro se empapará mucho de aceite. Sé que es desesperante. Yo eché un churro pequeñito 'de prueba' que hice para este fin, y cuando vi que empezó a dorarse consideré que esa temperatura estaba bien. NO bajeis la temperatura del fuego, porque cada vez que se echan churros a freir, la temperatura del aceite baja (lógico). Por otro lado, intentad tener siempre un numero constante de churros friéndose (no tener 8 a la vez, y luego poner solo 1: mejor 4 y 5). Parecerá una tontería pero que todas las piezas se frian por igual y con temperaturas similares es bastante importante para la homogeneidad de la preparación.
Cuando cojan ese color ligeramente doradito, dadles la vuelta y en seguida será hora de sacarlos de la sartén.Se dejan escurrir sobre un papel absorvente y luego se espolvorean con edulcorante en polvo, tal y como se haría con azúcar.
Si teneis freidora estoy segura que se puede hacer perfectamente alli tambien, yo hace mucho que no uso la mía.

Atención: 
El hecho de que no lleve azúcar, en mi casa significa que es apto para diabéticos, pero eso no quiere decir que la preparación sea diet. Como habeis visto, está frito por lo que hay que consumir con moderación...

El resultado final deberia ser algo así:

En una mañana fría, estan geniales :) a disfrutar!

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada