diumenge, 12 de maig de 2013

Sajtos Pogácsa ("puff" húngaro de queso)

Pues os preguntaréis de donde saco esas ideas un poco estratosféricas, a ver a quien se le ocurre ir a por unos puffs que encima dan un pelín de trabajo...
Bueno, yo surfeo mucho por páginas de cocina, muchas son inglesas y americanas, pero traen recetas de todas las etnias. Me suelen llamar la atención recetas más bien de reposteria o que trabajen masas (mi pasión absoluta), y/o que llevan queso o mezclas exóticas aunque esto último en mi casa se lo miran con lupa.

Bien pues vi esto y la verdad el aspecto y la idea eran estupendos. La primera vez leí mal y no entendí que había 4 descansos de media hora, y pensé... viernes por la noche lo hago. Cuando, receta en mano, la leí entera, entonces lo descarté para viernes noche y la hice la tarde de sábado. Veréis que claro, con los descansos que tiene entremedio, muy rápida no es que sea, pero os aseguro de verdad de la buena que vale la pena.

Bien, eso es lo que vais a necesitar, aparte de tiempo. Yo hice un tercio de las cantidades de la receta y me ha dado unos 15-20 puffs. Para probar y para dos, más que suficiente. Os dejo las medidas de lo que hice yo pero vamos, si sois más haced más porque son irresistibles.

Ingredientes:
- 170g de harina
- 1/2 paquete de levadura de pan seca tipo Maizena
- 1/3 de cucharada de te de azucar (en mi caso pues puse una cucharada de edulcorante)
-  30 ml de agua tebia
- 70 g de mantequilla sin sal
- 1/2 cucharada sopera de sal
- 1 huevo separado en yema y clara
- 2 cucharadas soperas de yogur griego
- aprox. 70g de queso rallado (yo usé emmental que era el que tenia, pero si teneis cheddar, estupendo)

¿Cómo se hace?
1. Mezclar en un bol la harina, sal y mantequilla trabajándolos bien con las manos. Quedará una masa arenosa, parecido como cuando hacéis masa brisa
2. En un bol pequeño aparte, mezclar el agua tebia, el azucar- o edulcorante- y la levadura. En la receta se aconseja no remover con cuchara de metal por la levadura. Francamente no lo había leído nunca, y algunos diréis que es muy obvio... en fin. Pues nada removi con los deditos, y punto. Dejar aparte hasta que la superficie se haga como espumosa.
3. Mezclar la yema con el yogur y adicionarlo a la mezcla del punto 1. Luego, adicionar lo que tenéis preparado del punto 2 (levadura, agua y azúcar)
4. Trabajarlo todo bien por unos 10 minutos (si veis que la masa ya está bien unida, pueden ser menos incluso). Tapar el bol con un trapo limpio y dejar reposar en un lugar cálido por 30 min.
5. Ahora, la fase de estirado y doblado repetido. No la saltéis!!! eso es lo que da el aspecto interno de "puff" aireado. Estender la masa sobre una superficie enharinada hasta formar un rectángulo. El que hice yo tendria unos 30x15cm aproximadamente. No hace falta que esté muy fina la masa, de hecho mejor que no.
6. Ahora, de este rectángulo dobláis la parte izquierda y derecha hacia adentro, y también la parte superior e inferior, como si hiciérais un paquetito con él. En esas horas siempre pienso ¿por que no habré tomado una foto de eso? Pensad que es un poco como un sobre, vale? más o menos la dinámica de un sobre, pero bien plegadito. Y dejar reposar otros 30 minutos.
7. REPETIR los pasos 5 y 6, dos veces más. Es decir, estirar y volver a doblar, otro descanso de 30 min. Estirar y volver a doblar, otro descanso de 30 min.
8. En ese último descanso de 30 min (tercer doblado), precalentar el horno a 190ºC.
9. Cuando ya hayan pasado estos ultimos 30 min, extender la masa en forma de rectángulo (no muy fino, para que queden altos los puff) y cortar con un cortapastas redondito o cuadradito. Van a crecer y sobretodo hacia arriba. Intentad ajustar bien el corte, porque esa masa no es como otras que cogéis lo sobrante, lo volveis a estirar y cortar más. Tiene sus doblados ya bien determinados y no va a quedar nada bien volver a estirarla para volver a cortar. Aprovechad lo que os ha sobrado de las bordas para hornear en forma de espirales o bastoncitos, también quedan buenos así sin más.
10. Batir ligeramente la clara que habéis reservado y pincelarla sobre los puff. Poner una cantidad generosa de queso rallado encima de cada uno.
11. Hornear por unos 15-20 min hasta que hayan crecido y el queso se vea gratinado por arriba. Dejar entibiar sobre una rejilla, pero realmente estan geniales calentitos.

Así les serví ayer:

Sí reconozco que es un poco laboriosa pero estan buenisimos!! probadlos y ya me contaréis.
Salut!


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada