dimecres, 1 de maig de 2013

"Lavosh" de sésamo y orégano

El sésamo me tiene prendada, y otro dia vi esta receta que me gustó mucho. Bueno no exactamente esta, pero se parece bastante. No me habia parado a pensar en lo que era exactamente un lavosh o cual era su origen.
Mirando un poco por ahi, he visto que la casualidad me llevó hasta este tipo de masa que puede ser utilizada tierna o más sólida (como en esta receta), y se usa mucho en Armenia, Iran, Persia, Turquia etc. Tengo amigos de varias de estas etnias, así que queda la receta como una homenaje a estas personas tan queridas: Ara Malikian por Armenia, y Agrin Moeini por Iran.

Es una receta facil, en una media horita lo podéis tener listos. Yo la siguiente vez miraré de acompañarlo con alguna salsa, que aún me la tengo que pensar. Me gusta mucho el tahin pero me parece repetitivo volver al sésamo en este caso. Tal vez un hummus o algo improvisado con berenjena.

Ingredientes: (os rendirá 2 bandejas de horno llenas... tambien podéis hacer la mitad como yo pero entonces cuesta más de medir algunas cantidades)
- 1 taza de harina blanca
- 1/2 taza de harina integral
- 2 cucharadas de semilla de sésamo variadas (podeis usar una mezcla de crudas, tostadas, negras...)
- 1 cucharada de orégano picado
- 1 cucharadita de sal
- 1/4 de taza de aceite de oliva
- 2 cucharadas de tahin (salsa de sésamo). De hecho la receta ponia una cucharadita de aceite de sésamo, si lo tenéis, estupendo haced como la receta. Con tahin también quedó bien. Si no tenéis ni uno ni otro pues aceite de oliva, no tendrá un gusto tan remarcado pero no pasa nada.
- 1/2 taza de agua. Es un valor aproximado, es mejor ir echando de a poquito, debe quedar una masa blanda pero que se pueda manipular, más consistente que la del pan.
- Aceite de oliva para pintar
- Sal en escamas o sal marina


¿Cómo se hace?
1. Precalentar el horno a 160-170ºC. Dejar fuera la bandeja y prepararla con papel vegetal.
2. En un bol, mezclar la harina, harina integral, sésamo, orégano y sal
3. Añadir los aceites (o el aceite + tahin), y el agua ir echando poco a poco hasta obtener la consistencia de masa blanda. Es mejor no echar todo el agua de golpe porque las distintas marcas de harina tienen distintas humedades, y eso solo se ve in situ.
4. Dividir la masa en 4 partes y amasarla y cortar por tandas. Extenderla sobre una superficie enharinada, hasta quedar casi transparente de tan fino. Luego, cortar en tiras largas.
5. Ponerlas en la bandeja del horno, pintar con aceite y espolvorear con sal en escamas o marina.
6. Hornear durante unos 15 minutos (yo dejé un poquito más, unos 25, quizás no estaban tan finas como se supone que deberían ser). Empiezan a ponerse doraditas en los bordes, ese es el momento de quitarlas y dejar enfriar sobre una rejilla.

Mirad que monos:

Quedaron estupendos y saladitos. Probadlos y ya me contaréis ;)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada