dimarts, 1 de gener de 2013

Chutney de frutos rojos

Ahora y por siempre, cada vez que lea la palabra "chutney", me acordaré de mi actual colega y ex-alumno Roi, quien un dia en broma dijo "si una mermelada sabe a pestes, se le suele llamar chutney no?". Pues fue un dia que una mermelada no le quedó del todo buena, y me hizo gracia la puntualización.
Ese chutney lo hice para acompañar un entrante en nochebuena. También es verdad que podría comprarlo hecho, pero queria hacer sin azúcar por la diabetes de mi marido.
Busqué una receta y luego, la manera de quitarle el azúcar. Bueno os aviso que es un delicado equilibrio entre dulce, salado y un punto ácido también. Si no os gustan esos tipos de sabores, mejor optar a otra cosa. Pienso que además de acompañar ese entrante (pan de nueces con manzana y foie), podría perfectamente ser una salsa para acompañar un magret de pato o carne de caza, dándole un punto silvestre.

Ingredientes:

- 200g de frutos rojos variados. Yo usé arándanos y frambuesa que era lo que tenia, podeís usar también fresas o grosellas. Supongo que los frutos congelados también servirian.
- zumo y ralladura de la piel de media naranja
- 1 cucharada de café de pimienta negra en grano
- 1 clavo
- 1/2 rama de canela
- 1 cebolla morada, pequeña o 1/2 cebolla si es grande
- 2 cucharadas soperas de aceite
- sal a gusto
- 1 cucharada sopera de stevia
- 1 chorrito de vinagre blanco
- 1 cucharada de te de gelatina en polvo sin sabor
Obs: vais a necesitar también un pedacito de gasa y hilo apto para cocinar

¿Cómo se hace?

1. Con un trozo de gasa, envolver los granos de pimienta, el clavo y la rama de canela, formando una bolsita y cerrando con el hilo apto para cocinar.
2. Picar muy fina la cebolla y rehogarla en el aceite con una pizca de sal
3. Incorporar la bolsita con las especies, los frutos rojos y la stevia
4. Añadir el zumo de la naranja, al cual habremos añadido la gelatina, y la ralladura de la cáscara
5. Cocerlo en fuego bajo, removiendo constantemente, durante unos 15-20 minutos, tiene que reducirse un poco
6. Agregar el vinagre y esperar que rompa otra vez el hervor
7. Rectificarla de sal o azúcar/edulcorante según vuestro gusto.
Después de eso, ya estará lista para uso. Si la intención es guardarla por más tiempo, es mejor ponerla en tarros esterilizados y cerrados al vacío.

Del chutney en su envase no tengo fotos, pero os pongo como quedó encima del entrante de pan de nueces. Para mi gusto, bastante bueno, yo añadí un poco más de sal para darle contraste.


Y salut!

PD. si queréis hacerla con azúcar, el artículo original de donde saqué la idea hablaba de 50g de azúcar para esta cantidad de fruta. Como con eso lograréis almíbar, se suprimiría la gelatina, pero os advierto que esa variante con azúcar no la hice, así no puedo asegurar que quede con la textura correcta....

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada