diumenge, 23 de setembre de 2012

Tarta "Jamie Oliver"

Iba a ponerle otro nombre como tarta del amor o algo todavía más cursi, pero tantas veces la llamé así "de Jamie Oliver", que ya se quedó el nombre. Y es porque esa receta no es originalmente mía, la vi en el programa de ese estupendo cocinero británico (Jamie Oliver), de quien me encanta su estilo, frescor e ideas. Decidí que eso se tenia que hacer sí o sí aunque luego como sabeis, aqui todo se adapta para rebajar el azúcar. Esa no es totalmente "sugar free" pero lo reduje bastante. Cuando yo hablo del azúcar, generalmente no quiero decir que sea "diet" o "light" aunque claro, queramos o no rebaja las calorías de la preparación. Solo dejo claro para no confundir, que aqui el tema de rebajar el azúcar no va por un tema de dieta sino por un diabético.

Es una tarta maravillosa por esa explosión de texturas que vais a ver, y por la rica combinación de sabores. La cociné para mi tia cuando estuvo en mi casa, y recientemente la hice para el cumpleaños de un amigo muy especial a quien quiero muchisimo. En ambas ocasiones ha gustado bastante por lo que finalmente voy a publicar mi versión "low sugar" aunque os daré también las medidas para hacerla con azúcar normal si no hay restricciones. Yo he hecho de las dos maneras y queda igual de bien. Hay que pensar que es una tarta que requiere su tiempo de preparación porque la cocción del merengue es lenta y a baja temperatura.

Vamos allá.

Ingredientes:
- 4 claras de huevo (si posible, los de tamaño grande)
- 200g de azúcar (esas no aconsejo substituir...  el merengue, por lo menos a mi, no me queda igual cocerlo sin azúcar)
- 100g de almendras tostadas sin la piel
- 1 lata (de las grandes, ~400g peso neto) de peras en almibar
- 200g de chocolate negro (si quereis rebajar el azúcar, hacedlo con las versiones de chocolate sin azúcar que las hay muy aceptables, es lo que hago yo)
- 400ml de nata con alto teor de materia grasa (~35%)
- 50g de azucar glas tamizado (éste yo substituyo por 1 +1/2 cucharada sopera de edulcorante líquido)
- ralladura de la cáscara de una naranja (opcional)

¿Cómo se hace?

1. Precalentar el horno a 150ºC, dejando de fuera la bandeja del horno, acondicionándola con papel de horno.
2. Mientras tanto, poner las claras en un bol. Aseguraros que no hay rastro de las yemas ni cáscara de huevo. Es muy importante para que el merengue quede perfecto. Con la batidora, montar las claras en nieve hasta que formen picos firmes. A continuación y sin parar de bater, añadir poco a poco los 200g de azúcar (~2 en 2 cucharas). Cuando esté todo incorporado, aumentar la velocidad de la batidora y continuar durante unos 7 minutos más, hasta que el merengue esté suave y brillante. No se debe notar en éste una estructura granular.
3. Distribuir el merengue sobre la bandeja del horno aproximadamente en un formato de hoja A-4. Ayudaros de la parte posterior de una cuchara para repartirlo, y no es necesario (ni debe) quedar muy regular. Si queda con una forma de hoyos y volcanes, mejor! Se debe cocer en el horno a 150ºC durante aproximadamente 1h o hasta que veáis que se dora ligeramente por encima. La gracia es que esté crujiente por fuera y ligeramente tierno por dentro. En mi horno generalmente 1h o 1h15 son suficientes, siempre que el control de la temperatura sea estricto. Al mismo tiempo se pueden tostar las almendras en un recipiente adecuado para horno. Así ahorrais tiempo y energía. Sacar el merengue y resevar. A las almendras se les tritura ligeramente.
4. Mientras se enfría, sacar las peras en almibar y cortarlas en pedazos irregulares.
5. Coger 3/4 partes del almibar y llevarlo a fuego medio, hasta que hierva ligeramente. Fundir el chocolate en el almibar
6. Montar la nata. Si nunca habéis hecho eso, os comento dicas que pueden ser importantes: la nata debe de estar muy fría, directo de la nevera. Va incluso mejor si se la deja durante 15 min en el congelador antes de montar. Tanto el recipiente donde la vais a montar como las varillas deben de estar MUY limpios y nada calientes (ej. no los uséis si los acabáis de sacar del lavavajillas). Hay que bater con las varillas a la velocidad mediana hasta que se vea que la nata se va haciendo firme y formando picos también. Solo entonces se añade el azúcar (de a poco) o el edulcorante. Luego de eso, yo generalmente aumento la velocidad de las varillas y bato unos cuantos minutos más. Cuidado!! si nos pasamos, la nata puede convertirse en mantequilla. Sí, sí!! es cuando el agua se separa de la grasa, con lo cual hay que vigilar de no pasarse.
7. Montaje: pasar el merengue al plato o recipiente donde le vais a servir. Se le pone la mitad de las almendras, se distribuye la mitad de la nata montada y parte de la salsa de chocolate+almibar. Distribuir de manera uniforme las peras cortadas. Ponerle la otra mitad de la nata por encima, el resto de la salsa de chocolate y para coronar, la otra mitad de las almendras. Si os gusta, la ralladura de naranja por encima le dará un aire fresco.

Y resultará algo así: celestial, esa confluencia de texturas y sabores, y naturalmente.... si está hecha con amor, queda mucho mejor.


No es para nada dificil aunque sí toma algo de tiempo. Si os animáis ya me contaréis como os ha quedado! salut ;)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada