divendres, 28 de desembre de 2012

Sorbet de mandarina

Y siempre estamos a las vueltas con que el postre después de una comida copiosa de fiestas, debe de ser ligero. Año pasado hice alguna mousse, me recreeé con varias cosas y siempre hubo, ejem, quejas.
Así que este año busqué una receta de "sorbet", que no confundir con helado. El sorbet es mucho más ligerito, nada de leche ni crema ni cosas de esas, es fresquito y cae muy bien. Siempre me impresionaban esas cosas servidas dentro de la misma fruta y finalmente encontré una receta que me gustó. Esa no me dio tiempo a estructurarla sin azúcar, pero aún así no es de los más cargantes. En otra ocasión la intentaré sugar-free pero de momento dejo la receta "normal", servida en navidad 2012.

Ingredientes (os dará para 4 comensales):

- 4 mandarinas --> atención, escoger mandarinas de esas con la piel gruesa, grandecitas, para que sea facil de vaciarlas, resistan bien y se puedan usar como "recipiente" para el sorbet. Yo recomiendo tener alguna más de reserva por si se rompen al vaciarlas.
- zumo de medio limón
- 1/2 vaso de agua mineral
- 1 ramita de menta fresca
- 50g de azúcar
-1 clara de huevo
- 1 pizca de sal

¿Cómo se hace?

1. Hacer el almíbar: en un cazo pequeño, cocer el agua con el azúcar, a fuego lento, hasta que se reduzca a más o menos a la mitad. Debe quedar un almíbar ligeramente espeso. Dejar entibiar.
2. Lavar y secar las mandarinas. Cortar la parte superior de 4 de ellas, reservar las tapitas y vaciarlas
3. Poner la pulpa extraída en el vaso de la batidora y triturar todo. Pasar el puré por el chino y añadir el zumo de limón
4. Montar las claras a punto de nieve con la pizca de sal (ver apuntes sobre muntar las claras en el post de las Islas Flotantes). Cuando esten formando picos firmes, agregar el almíbar poco a poco, sin dejar de batir para que no pierdan volumen.
5. Añadir el puré obtenido en el punto "3" a las claras en nieve, removiendo con movimientos envolventes para que no pierdan volumen.
6. Verter la preparación en una bandeja, mejor metálica, y dejarla en el congelador durante 3-4 horas. Cada 40 minutos, sacarla y remover con el tenedor.
7. Rellenar las cáscaras de mandarina con el sorbet, poner las tapas y servirlas adornadas con unas hojitas de menta lavadas y secas.

Debe de quedar algo así:


Hay que rellenar las mandarinas justo antes de servir, dado que en seguida el sorbet se empezará a derretir. Otra opción seria rellenar y devolverlas al congelador hasta la hora de servir. Queda delicioso!
Salut!

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada