dissabte, 4 de febrer de 2012

Pastel de pollo y pasta brisa

Hoy tenia muchas ideas para la comida, y todas iban de pollo. Pero siempre me encontraba que para llevar a cabo mis ideas, me faltaba algun ingrediente que no podia substituir, y la verdad es que me daba un poco de pereza salir con tanto frío.

Y de pronto me encontré con Jamie Oliver en la tele, haciendo una especie de pastel de pollo excepcional como todo que hace él. No tenia como hacerlo exactamente igual y eso no me va, pero la idea me ha servido para idear la comida de hoy que por cierto salió estupenda.
Antes de empezar es bueno saber que, al menos como está planteado, necesitaréis un plato rectangular, bajito y que aguante tanto fuego directo como horno. Alternativamente, se puede preparar el relleno del pastel aparte, y luego pasarlo a un pirex para el horno, tampoco pasaría nada.

Ingredientes:

- 2 pechugas grandes de pollo
- 150g de champiñones
- 1 cebolla pequeña
- 100ml de nata (yo usé de 35% de materia grasa)
- ~200ml de caldo de pollo
- 1 cucharada colmada de harina normal
- 1 hoja de laurel
- tomillo y hierbas provenzales secas
- 1 envase de pasta brisa (debe tener tamaño suficiente para cubrir el plato que vais a usar, y sobrar incluso un poco por las bordas)
- 1 huevo para pintar
- aceite en abundancia para freir el pollo

¿Cómo se hace?



Primero de todo, precalentar el horno a 200ºC.

1. Trocear las pechugas de pollo en dados no muy pequeños.
2. Picar la cebolla muy finita, así como los champiñones
3. Poner el aceite en el plato rectangular que mencioné al principio y ponerlo al fuego. Freir la cebolla hasta que esté transparente (fuego no muy fuerte), juntamente con el pollo, dandole vueltas para que se haga por igual en todas las caras.
4. Mientras se está friendo, salpimentar el pollo (a mi me gusta mucho usar flor de sal y pimienta negra recién molida), y añadir la hoja de laurel troceada (quitar el nervio central de la hoja), el tomillo y las hierbas
5. Añadir la nata, el caldo de pollo y la harina, mezclando bien y dejando reducir un poco para que espese.
6. Sacarlo del fuego y dejar templar un poco mientras se trabaja la pasta brisa
7. Estirar la pasta brisa para que esté un poco más grande y cortar y reservar dos pequeñas tiras de la punta para la decoración (eso es totalmente opcional)
8. Poner la pasta brisa encima del plato rectangular, cubriendo el relleno de pollo pero sin cerrarla "hermeticamente" con los bordes del plato, sino dejando espacios para que los líquidos interiores se evaporen y el vapor salga
9. Hacer, con el cuchillo, pequeñas rayas en diagonal en la masa brisa. no cortar totalmente. a la medida que se vaya haciendo, esas rayas también ayudaran a que se disipe un poco el vapor interior.
10. Con las tiras de pasta brisa, enrollar una alrededor de si misma dandole una forma de rosa, y con la otra cortar en dos y hacerle forma de hoja (ver foto). Poner encima de la pasta brisa. Pintar todo con el huevo batido.
11. Hornear a 200ºC durante unos 25 minutos o hasta que esté dorado.

Debería resultar algo así:
No hagais caso de las cositas más oscuras que se ven en las bordas. Fue un que otro champiñon que no quedó bien integrado en el relleno, pero como no se han quemado, sino que se han puesto crujientes, estuvo bien (pero no estaba planeado).

Buenismo y fácil solución para un dia en que no sepáis muy bien que hacer y queráis sorprender a la gente con algo distinto.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada