dijous, 8 de desembre de 2011

Gingerbread Men Cookies (galletas típicas navideñas)

Los que me conocen saben que durante algunos años evité todo lo que pude los asuntos navideños. Pero hay que admitir que es una época muy bonita, de reflexión y la cocina navideña sobretodo aqui en ese país donde hace frío (en el mío hace calor!!) es apasionante.

Hay un montón de cosas que estoy haciendo y las quiero ir subiendo, pero la estrella de esos dias son las famosas galletitas de jengibre tan típicas de navidad. De verdad que son facilitas, quedan muy bien, huelen estupendamente y os van a encantar.

Ingredientes:


  • 1 y 1/2 taza de harina (la normal, no la de reposteria)
  • 1/4 de taza de azúcar
  • 1 cucharita de bicarbonato sódico
  • 1/4 de cucharita de clavos molidos
  • 1 cucharita de canela molida
  • 1/4 de cucharita de sal
  • 1/2 cucharita de jengibre molido
  • 1 huevo
  • 1 cucharada sopera de melaza
  • 1 cucharada sopera de cáscara de naranja rallada
  • 1/2 taza de mantequilla blanda
¿Cómo se hace?

Tamizar la harina, especies, sal y bicarbonato. Reservarlos todos juntos.
Bater la mantequilla blanda con el azúcar hasta obtener una crema clara. Adicionar el huevo sin parar de bater, y también la cáscara de naranja rallada y la melaza. Unir ese conjunto con la harina y especies tamizadas reservadas en el paso anterior. Se obtendrá una masa elástica de color beis, que la envolveremos con film plástico y dejaremos en la nevera durante 1 o 2 horas para que coja consistencia.
Después de ese período, extender la masa sobre una superficie enharinada con la ayuda de un rodillo. A mi personalmente me gusta que no sean muy finas, por lo que la dejo con un 0,5cm de espesor, más o menos.
Luego es darles forma, me gustan las típicas formas de hombrecillo de jengibre, o bien formas de arbolito de navidad o muñequito de nieve. Pero naturalmente se pueden hacer redondas sin más. Si no tienes moldes, se pueden cortar utilizando el borde de una tacita como molde.

Horneado:
Lo primero, hornear sobre una bandeja a la que hemos puesto papel de horno, eso hará que no se peguen. También dejar un pequeño espacio entre una galleta y otra para que no se peguen entre ellas porque pueden crecer un poquito.
Ahí está la cosa: depende como las queráis. A mi me gustan no demasiado crujientes, sino tiernas, casi como un bollito aplanado. Para tal, las ultimas que hice las dejé 15 minutos de cronómetro en el horno a 180ºC. NI UN MINUTO MÁS. Os van a parecer que estan crudas, lo sé. Habrá que tener fe y sacarlas así mismo. Se deja 'descansar' y enfriar unos 10 minutos sobre la propia bandeja del horno (fuera de éste, claro). Y luego se les pasa a una rejilla, ya sabeis que los panes y galletas siempre hay que enfriarlos sobre rejilla.
Si alguien desea que esté super crujiente, pues deja entre 3 y 5 minutos más, pero solo eso. Luego podrian quedar demasiado duras.

Glaseado:
Hay muchas variaciones de eso, pero lo más efectivo es poner unos 100g de azucar glas en un cuenco, y gotear lentamente leche hasta formar una pasta espesa. Si queda demasiado líquido, el glaseado no se aguantará encima de la galleta, es importante que quede una masa manejable.
Para decorar yo uso un cacharrito de silicona de esa marca tan conocida, que tiene una salida muy finita. Para galletas pequeñas es lo mejor. Como salida alternativa, una bolsa limpia de plástico en la cual se corta un extremo muy pequeñito, puede servir de manga pastelera improvisada.

Éstos salieron muy simpáticos!

Espero que os animéis con las galletitas navideñas, en una tarde fría acompañadas de un te van MUY bien!

1 comentari:

  1. Melaza es el subproducto de la caña de azúcar? qué dificil de encontrar! Y la mantequilla blanda? es margarina? o es mantequilla dulce?

    ResponElimina