divendres, 26 d’agost de 2011

Croissants sin azúcar

Después de la diabetes de mi chico, pues nos tocó adaptarnos a las recetas sin azúcar. Así que muchas de las que salgan aqui seran de este estilo.



Como le encantan los croissants y cositas de estas, pues he estado mirando recetas para hacer sin azúcar, y finalmente me he 'inventado' una mezcla de varias recetas, que resultó muy bien.




Ingredientes:

- 150ml de leche descremada + ~100ml adicionales para ir incorporando a la masa
- 1/2 paquete de levadura de panaderia Maisena

- 450g de harina (yo usé la de repostería)
- 3 cucharadas soperas colmadas de edulcorante en polvo (yo usé el de Natreen)
- 1 cucharada sopera de edulcorante líquido
- 15g de mantequilla desmenuzada + 200g de mantequilla a la temperatura ambiente
- 1 cucharada de café de sal

Cómo se hace?

Disolver el medio paquete de levadura de panaderia en los 150ml de leche descremada (es preferible que no esté muy fría si puede ser). Reservarlo.

En un bol, mezclar la harina, los edulcorantes, la sal, i la mantega. Incorporar los 150ml de leche con la levadura disuelta. Quedará muy 'harinoso' y habrá que ir incorporando más leche hasta que la masa se pueda trabajar y se despegue del bol, dejándose moldear con las manos (yo usé unos 100ml más).
Dejar leudar en un sítio cálido. Yo suelo encender y apagar el horno al mínimo (50ºC), SIN ABRIRLO y dejar la masa leudando dentro del horno. Iremos mirando hasta que doble su volumen. 

La hora más dificil viene ahora. Incorporar la mantequilla a la masa. 
Abrir la masa en forma de estrella de 4 puntas. Coger los 200g de mantega a la temperatura ambiente y darle forma de hoja estirada (un poco más pequeña que nuestra estrella de 4 puntas). Poner la mantega en el centro de la masa y plegar las 4 puntas hacia dentro.
En ninguna receta nadie te explica lo que va a pasar, pero yo te explicaré. No es trivial incorporar 200g de mantega a la masa, aunque es necesario hacerlo. Te va a dar trabajo pero al final se consigue.
Una vez que se han doblado las puntas hacia dentro, con el rodillo se estira la masa para volver a doblarla varias veces. Lo que pasa es que la masa quedará muy pringosa y la mantequilla puede que salga por las puntas. Paciencia, SE CONSIGUE. Pero será conveniente ir echando un poquito de harina a cada vez que se doble, para evitar que el rodillo se pegue a la masa y que esa se pegue a la superficie de trabajo. Yo he tenido que hacer el proceso unas 10 veces, mínimo. Hasta que noté la mantequilla realmente incorporada a la masa.
Esa es la parte más laboriosa, una vez la has superado, lo demás es muy facil.

Dividir la masa en 2 partes para trabajar mejor.
Estirar cada parte bien fina, con un espesor de unos 2-3mm.

Cortar triángulos de unos 8cm de base si quieres que queden como los de la foto. Si los quieres más pequeñitos, cortar triángulos de 3cm de base. Enrollar los triángulos sobre ellos mismos y doblarlos ligeramente para hacer las medias lunas.

He hecho 2 tandas, y la segunda ha reposado más que la primera: han quedado mucho mejores los de la segunda tanda, así que fica mi sugerencia: después de enrollar los triángulos, dejarlos reposar  sin meterlos en el horno aún, durante unos 30 minutos.
Antes de meterlos en el horno, pincelar con yema de huevo batida. Luego, ponerlos en el horno precalentado a 220ºC. Los míos estuvieron unos 15-20min, hasta que se vea que estan doraditos. Dejar enfriar sobre una rejilla (indispensable para que queden bien).

Esa receta NO es facil pero queda muy bien y rinde mucho! Creo que me han dado tranquilamente unos 24-28 croissants.

A disfrutar! ya me contaréis.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada