diumenge, 1 d’abril de 2012

Khadaifi

Parecerá que mi interés por la comida árabe es reciente, pero no es cierto. Desde niña tengo amigos con ascendencia árabe y siempre he conocido la influencia de ese tipo de culinária.

Eso no resta naturalmente importancia a que recuperé el interés, no solo por comer éste tipo de platos sino por hacerlos yo, gracias a dos grandes amigos en mi vida. Y los voy a citar, para que ya sean parte de ese blog y de la cocina que me gusta tantisimo. Una es Gladys Devani, una joya que vive lejos en Argentina y cerca de mi corazón, y con su participación en la sociedad libanesa, me regaló además de su amistad, un libro de cocina libanesa (autor: Fabio Talibs). Libro que me inspiró una serie de recetas que aún no publiqué.
El otro amigo a que me refiero es un ángel que conocí hace unos tres años, el 'violinista mágico' Ara Malikian, libanés de origen armenio que además de un músico maravilloso, es un amigo encantador y cariñoso. Conocerle también me inspiró a aprender ciertos platos que le recuerdan su origen. El khadaifi es un ejemplo, aunque no sé si finalmente la adaptación (que es la receta que os pongo aqui) es como se hace realmente en Líbano, porque leí que el khadaifi también se hace en Turquia y Grecia. Como creo que es un plato muy factible, nada dificil y que resulta de ensueño, dejo la receta para que la probéis.

Ingredientes:

- Pasta Khadaifi. De veras es mejor comprarla hecha ya. He estado estudiando como se hace, pero su elaboración es algo laboriosa. Yo la compré en el Club del Gourmet del Corte Inglés. Para unos 6 o 7 khadaifi de tamaño grande o unos 10 más pequeñitos, vais a necesitar unos 150g de esta pasta. Se vende en paquetes de más cantidad, pero lo bueno es que la podeis proteger y guardar para una siguiente vez, se conserva bastante bien.
- 40g de pistachos triturados
- 100g mantequilla sin sal
- 1 vaso de agua
- 1 vaso de azucar
- 2 cucharadas de agua de azahar
- zumo de medio limon

¿Cómo se hace?
1. Precalentar el horno a 250ºC
2. En una bandeja de horno en la que habéis puesto papel de hornear, hacer nidos de pasta khadaifi y poner los pistachos triturados en medio de los nidos.
3. Derretir la mantequilla y echarla por encima de los nidos con los pistachos
4. Llevar los khadaifis al horno y ahi hay que estar muy, pero que muy atento. Al ser la pasta tan fina, se puede quemar en un santiamén. Serán aproximadamente entre 10 y 15 minutos. Si veis que se estan poniendo demasiado morenitos,  cubrir los khadaifi durante los ultimos minutos con papel de plata.
5. Aparte, hacer un almibar con el azúcar, el agua, y el agua de azahar + zumo de limón. Luego, echarlo por encima de los khadaifis cuando ya se hayan sacado del horno. Os parecerá que es una cantidad de excesiva de almibar, pero lo bueno es que queden muy empapaditos de ese perfumado almíbar. Además, estan mucho mejores el dia siguiente cuando están más condensados y con cuerpo.

Son maravillosos. Ligeritos, y con ese perfume fantástico del azahar. Os convido a que probéis y a ver qué os parece. Os dejo con una foto de los que hice hoy:



2 comentaris:

  1. Felicitaciones es autentico, hay muchas versiones, de cada plato que se realiza y eso es solo por que su variación depende de las regiones donde se realizan o los recursos que tiene, una receta se caracteriza por ingredientes básicos en este caso la masa del (Khadaifi o Kadaif) y los pistachos, una versión mejorada, remplazaría el agua de azar por agua de rosa, eso lo hace mucho mas
    tradicion, saludos y a seguir cocinando.
    Fabio Talibs Chef Profecional

    ResponElimina
    Respostes
    1. Muchisimas gracias Fabio :) viniendo de un chef estupendo como tu, es un gran halago! Probaré otro dia hacer con el agua de rosas, de hecho aqui se compran en farmacia por extraño que pueda parecer. Y estuve dudando!! pero la de azahar tambien la uso para unas galletas que quedan de ensueño así que hice con esa. un abrazo!

      Elimina